S?bado, 22 de mayo de 2010

Por lo tanto es válido fortalecer una ciudadanía ambiental, pero es indispensable que esa tarea en lugar de anular las metaciudadanías,

brinde oportunidades para que éstas se expresen, puedan ser ensayadas, y aplicadas donde sea posible. En otras

palabras, no puede plantearse una oposición entre ciudadanía ambiental y meta-ciudadanías ecológicas, sino que las primeras

deben generar condiciones para las segundas. Esto se debe no sólo a la necesidad de explorar y aplicar otras formas de construcción

de los sujetos políticos, sino también en dar amparo a otras ontologías defendidas desde otras tradiciones/Eduardo Gudynas


Publicado por a333 @ 7:10  | de naturismo, naturaleza
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios