Lunes, 09 de febrero de 2009

Las lechuzas (o ñacurutús) y los búhos (o tecolotes), nombres generalmente intercambiables, conforman el orden de las estrigiformes o rapaces nocturnas. Se encuentran en todo el mundo, excepto en la Antártica, la mayor parte de Groenlandia y en algunas islas remotas. Son grandes cazadores, de hábito nocturno y solitario. Se alimentan generalmente de pequeños mamíferos, insectos y otras aves, aunque algunas especies se especializan en la pesca.

Casi todas las estrigiformes son nocturnas y se alimentan de presas vivas, tales como pequeños mamíferos, pajarillos, ranas, etc., que devoran enteros; luego regurgitan unas egagrópilas u ovillos formados por trozos de huesos, pelos y demás partes que por su naturaleza no pueden digerir. Muchos búhos pueden cazar en total oscuridad guiándose por el sonido. Su disco facial ayuda a dirigir el sonido de sus presas hacia los oídos. Muchas especies poseen plumas suaves que les permiten volar sin hacer ruido, y de esta forma oír los chillidos o los crujidos que se producen en el suelo. Un ejemplo de diurna es Athene cunicularia que habita en casi toda América.

Los huevos que ponen las hembras son casi esféricos, y por completo blancos. Sus nidos son rudimentarios y pueden estar situados en árboles, madrigueras, establos y cuevas

A los búhos y lechuzas se les empareja tradicionalmente con la sabiduría y la diosa Atenea, aunque los cuervos y otras aves comunes son más inteligentes. Sin embargo en numerosas culturas también se les atribuye aspectos negativos. Ejemplo de ello:

  • En México al búho se le conoce como Tecolote o Teco derivada de la palabra nahuatl tecolotl y desde la epoca prehispanica era considerada por los pueblos indigenas como signo de la muerte y de los malos presagios, representando a varios dioses principalmente del inframundo en la mayoría de las culturas del México antiguo, incluso existe en México el refrán "Cuando el tecolote canta, el indio muere"; también en la cultura popular y el folclore de la mayor parte del territorio mexicano, se cree que las brujas por medio del nagualismo tienen la capacidad de tranformarse en búhos y lechuzas para "velar el sueño de sus victimas" durante la noche y potenciar el daño hecho por medio de su magia negra, además de utilizar esta forma para raptar niños los cuales sacrifican en honor a sus dioses o para robarles la energía vital, de esta creencia surge otro dicho popular que dice "se lo chupo la bruja", también se cree que cuando la bruja esta transformada en lechuza o búho emité unos agudos silvidos que si le son contestados con silvidos se le atraí y que puede alejarsele gritandole "ven por chile y sal" además de ser vulnerable a un exorcismo cristiano llamado "Las Doce Verdades".
  • En el folclore de Chile y parte de Argentina, los búhos y lechuzas son considerados un tipo de "ave agorera" (ave de mala suerte); siendo relacionados con el mito del temido Chonchón.
  • Entre los vascos, el búho es considerado un animal poco inteligente. En euskera, los términos para búho o lechuza (hontza, mozoloa) son sinónimos de imbécil aplicados a una persona.
  • En la cultura japonesa, los búhos son símbolos de la muerte y ver uno se considera de mala suerte.
  • En la cultura rumana, y escuchar el sonido producido por estas aves es una indicación de que alguien va a morir en el vecindario, debido a que el sonido es parecido a un lamento.
  • Los romanos los consideraban aves funerarias, por sus actividades nocturnas y por tener sus nidos en lugares poco accesibles, por lo que ver a un búho en el día se consideraba de mala suerte. http://es.wikipedia.org/wiki/B%C3%BAho

En la zona que va de la Atalaya, Cabanela al antiguo Cine Colón podeis escuchar y, a veces ver, a la Curuxa.


Publicado por a333 @ 8:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios